A quienes hasta ahora han apoyado a nuestra comunidad en este año tan complicado, llevando la muy necesitada ayuda alimenticia a los niños de El Clavo en situación de desnutrición.

Rezamos por ustedes y por el día en el que nuestros países, organizaciones y gobiernos pongan de primero lo más importante: A sus ciudadanos. 

Todas las donaciones recibidas serán destinadas a apoyar a los voluntarios que hacen del programa Alimenta la Solidaridad en El Clavo una realidad en la comunidad.

Seguiremos luchando por estos recursos y por llevar alegría y salud para los menos fuertes, que son los que más la necesitan. Cualquier colaboración cuenta.

Betsayda Machado y la Parranda El Clavo